14/3/14

Publicado el 1 de marzo 
en mi sección semanal de moda y tendencias 
en el periódico El Día.
Enjoy!
;-)

3/3/14

Play the game


Siempre pasa.
La moda se inspira, y es inspirada, por todo lo que pulsa a su alrededor. 
Siendo una manifestación viva y cambiante, no resiste reflejar en las pasarelas los grandes eventos internacionales. En años de olimpiada, ya sean de verano o de invierno, las colecciones se llenan de modelos inspirados en las formas, los colores y los materiales deportivos.
Para la próxima estación, grandes marcas como la italiana Gucci o los estadounidenses Tommy Hilfiger y Marc Jacobs, en su línea MBMJ, ya han enseñado el camino: colores fuertes, shorts deportivos, sudaderas y chaquetas bomber, se dejarán ver por las calles. Junto a ellos, conjuntos de pantalón y chaqueta, estilo chandal, en tejidos de lujo y acompañados por tacones de vértigo. Piezas de neopreno que, saliendo de su ambiente natural, el agua, invaden la calle en forma de tops, chaquetas y camisetas con recortes a láser.

Es cierto que en los últimos años la ropa deportiva, antes considerada como de uso exclusivo para los momentos de practicar deportes, viene invadiendo nuestro día a día. Las sudaderas, son un buen ejemplo. Han llegado hace algunas temporadas y parece que se quedarán algunas más. Las zapatillas deportivas también ya se han hecho su hueco en nuestro armario. Y no solo para correr o ir al gimnasio. Nos acompañan en nuestros looks de trabajo y ocio y han llegado hasta mismo, quien lo diría, a la Alta Costura de Chanel. En su más reciente desfile, el Kaiser ha puesto a un casting de las más tops, acostumbradas a lucir taconazos de vértigo en las pasarelas,  a desfilar con sus deportivas. Hasta su novia, punto alto del desfile de Alta Costura, llevaba zapatillas. Eso sí, deluxe. Materiales nobles y un trabajo artesano envidiable, han trasformado el calzado deportivo por excelencia en objeto de deseo del mundo fashion. Bordadas con lentejuelas, cristales, strass y con detalles en hilo de plata. 
Después de las sudaderas joya, llegan las zapatillas joya.


Aunque no tan abiertamente deportivos, sutiles toques de la tendencia fueron vaticinados por otras marcas y diseñadores. Prada ha enseñado modelos con calcetines/calentadores blancos con rayas deportivas. Antony Vaccarello, Christian Dior y Alexander Wang han apostado por tops, camisetas y jerseys de rejilla, en una clara referencia a la ropa deportiva.Vera Wang y Marni han introducido, gorras, viseras, muñequeras, cinturones y otros detalles deportivos en sus pasarelas. Custo Barcelona, Preen, Kenneth Cole Jonathan Saunders y DKNY también han presentado la tendencia en sus colecciones.
A pie de calle, varias marcas ya han sacado sus lookbooks con la tendencia. En Mango, la colección cápsula creada en colaboración con la blogger de "The Blond Salad", Chiara Ferragni, es totalmente inspirada en el deporte: una chaqueta bomber de Tencel, unos shorts bicolores y un top de espalda estilo nadador son la contribución de la blogger para la marca. En su lookbook, Mango también ofrece la colección "Sporty Code", con sudaderas, vestidos, pantalones, camisetas y tops con letras y números, evocando los uniformes de jugadores de baloncesto.


Zara no podría estar fuera de la tendencia y nos enseña tops cortos de rejilla, tops ajustados con aperturas claramente deportivas combinados con shorts del mismo material, sudaderas, vestidos y camisetas con cenefas bicolores y chaquetas bomber de neopreno.
Visto lo visto, ya no hay duda de que la ropa deportiva saldrá a las calles ese verano. ¿Buscamos la comodidad o simplemente es una tendencia que pasará en pocas temporadas? ¿Intentamos vivir de manera más sana y el deporte se hace presente en nuestro día a día? Ya lo veremos. 
Yo, con que la tendencia me inspirara a ir al gimnasio, ya estaría contenta. ;-)






Ese artículo fue publicado el 22 de febrero en mi pagina semanal sobre Moda & Tendencias en el periódico El Día.
Enjoy!


1/3/14

Las abuelas en la era digital



Como no podría dejar de ser, el mundo virtual y las redes sociales 
atraviesan nuestra realidad y están presentes en todos sus aspectos. 
Además de paginas y blogs con todo tipo de tutoriales que nos enseñan técnicas de DIY
existen varias paginas de venta de esos objetos hechos a mano. 
Gracias a ellas, tenemos la posibilidad de tener en nuestras casas, 
lo mejor del Handmade de todo el mundo. 
Desde la porcelana pintada a mano por una artista en Holanda, 
hasta collares con diseños Aborígenes directamente de Australia. 
Para entrar en el mundo del "Hecho a Mano" internacional, 
lo mejor es visitar paginas de venta online como Etsy o Dawanda
Hay muchísimos proyectos interesantes en la red pero, 
uno que debéis conocer es Grannies Inc
En la pagina británica de venta online de prendas tejidas a mano, 
puedes escoger que pieza quieres, los colores y la abuela que lo va a tejer.
Mira el video de presentación del proyecto:


 Muy divertido, muy personal, muy único. 
Todo un Lujo.

28/2/14

Logan Cole

Estoy simplemente enamorada del trabajo del fotógrafo Logan Cole!
Es un chico muy joven que vive en California pero, como él mismo dice, 
está listo para viajar a cualquier parte para hacer su trabajo: 
contar historias con sus fotografías.
Logan hace fotos de bodas, de moda, fotos comerciales y de celebridades 
pero lo que más me ha gustado de todo su trabajo has sido esas fotos
tomadas durante todo un día en que acompañó a la familia Rogers en California.
Fotos cotidianas llenas de momentos mágicos del día a día.
Aquí tenéis algunas:

Os animo a entrar en su pagina y ver todas las fotos aquí.
Son simplemente geniales.



20/2/14

Crisis & Creatividad


Aunque muchas veces sea difícil reconocerlo, todo tiene su lado bueno y su lado malo.
Ya me lo decía mi abuela.
Y, como no podría dejar de ser, también la crisis económica que estamos viviendo tiene sus bondades.
Una de ellas, quizás la única, es el despertar, aunque bajo presión, de nuestra creatividad.

Con nuestro genio creativo despierto, vemos el retorno de tradiciones y técnicas artesanales que poco a poco se habían quedado prácticamente olvidadas. Una vez más, entra en escena mi abuela. Bueno, casi todas las abuelas. Con sus manualidades aprendidas para ser una "buena madre y ama de casa" y con sus trucos ingeniosos para salir del aprieto de la guerra y de algunas crisis iguales o peores que esa.

El boom del DIY – Do It Yourself – en castellano, hazlo tú mismo, se consolida cada vez más en España. Lo que ha empezado como una manera  divertida de pasar el tiempo con un hobby creativo, poco a poco se ha ido trasformando en una manera de ahorrar para muchas familias.
Fue el momento en que empezamos a preguntarnos:
¿Por qué comprar algo para mi o para mi familia si lo puedo hacer yo mismo,
casi siempre de mejor calidad y más económico de lo que encuentro en el mercado?
Menuda revolución. No solo hemos cambiado el concepto de lo que es "cool" y "guay" como hemos hecho que las marcas empiecen a reaccionar y trabajar para ofrecernos productos de mejor calidad.
De repente, ir por la calle con el suéter tricotado por tu madre empezó a despertar la envidia de los colegas que iban con etiquetas de marcas colgando de los suyos. El hecho a mano, volvía a ser un lujo.

Ahora, más que un ahorro, el DIY se ha trasformado en una fuente "extra" de ingresos 
que muchas veces se convierte en caso de éxito comercial. 
La pregunta entonces pasó a ser:
¿Si lo hago para mi y para mi familia, por qué no hacerlo para los demás y ganar dinero con ello?
Para salir del aprieto económico, muchas personas han despertado el artista que llevaban dentro.
Y las técnicas de las abuelas están más en alta que nunca. Bordado, ganchillo, tricot, costura y una larga lista de manualidades que se han quedado casi en el olvido durante una o dos generaciones, ahora han vuelto a ser el tema de conversación entre los jóvenes, y no tan jóvenes, que buscan una manera producir y vender sus creaciones. Ya sean objetos de decoración, jabones, velas, bolsos, collares o prendas de vestir, los mercadillos y las tiendas efímeras, las Pop Up Stores, están llenas de gente creativa ofreciendo sus productos handmade - hechos a mano.

El deseo por objetos únicos, piezas exclusivas y la preocupación por una producción local y más sostenible han sido, además de la crisis, el caldo de cultivo perfecto para que el DIY se hiciera un hueco en el día a día de los más variados grupos sociales. Estamos perdiendo el miedo de lanzarnos al agua y probar cosas que, hace algún tiempo, nos parecerían impensables. Veo cursos de ganchillo para chicos y a mujeres de alto nivel socio- económico aprendiendo a hacer jabón casero. Sin duda vivimos un momento de cambio, donde estamos poco a poco revisando el concepto de lo que es el lujo.
La crisis económica es terrible pero, como tenía razón mi abuela.
Yo no sé a vosotros pero a mi, su "lado bueno" me gusta. Y mucho.







Ese artículo fue publicado el 15 de febrero en mi pagina semanal sobre Moda & Tendencias en el periódico El Día.
Enjoy!